Con la llegada del verano nuestro escaparate se ha transformado en un chiringuito muy playero, el Summer Cookies place, que nos anuncia un verano muy dulce repleto de galletas, pasteles y cupcakes.